Microsoft anuncia mejoras en el proceso de actualización de Windows

Microsoft ha iniciado el despliegue de Windows 11 22H2

La primera gran actualización para su flamante sistema operativo. Y, al margen de las novedades propias de esta versión, es precisamente en el proceso de actualización donde los usuarios deberían comenzar a notar las mejoras.

En esencia, cualquier usuario de Windows sabe lo que supone aplicar las actualizaciones del sistema, no digamos ya cuando se trata de una actualización mayor, como es el caso. Incluso con la suerte de que todo vaya bien y no surjan problemas derivados del proceso o de los nuevos paquetes, solo lo que tardan ya es un suplicio en sí mismo que no viene de ahora, sino de muchos años atrás.

En Microsoft son conscientes de ello y la intención para con la presente versión de Windows es la de reducir los problemas derivados de las actualizaciones, para lo cual se han planteado a lo largo del tiempo diferentes soluciones, incluyendo el abandono de las dos actualizaciones semestrales y, más tarde, integrando los «Update Stack Packages», o «Paquetes de Actualizaciones Apiladas», una refomulación del proceso de actualización que debería mitigar, por un lado acelerar el despliegue de las actualizaciones anuales y, por el otro, reducir los problemas que estas generan.

Ahora, además, Microsoft está destacando dos mejoras adicionales para con el proceso de actualización del sistema que beneficiará tanto a las actualizaciones mayores como la que nos ocupa, como a las mensuales de mantenimiento que recibe Windows, de acuerdo a la información que recogen en Neowin.

Windows actualización

En primer lugar, Microsoft apunta hacia una significativa reducción en el tamaño de las actualizaciones, lo cual debería redundar, como es obvio, en instalaciones más rápidas. Para las actualizaciones generales, la reducción sería casi de unos 450 GB, casi medio giga dependiendo de la instalación, mientras que en las actualizaciones mensuales el recorte sería igualmente considerable, de en torno a un tercio del tamaño ordinario.

La segunda mejora es de diferente tipo y alude al cambio climático y a la reducción de la huella de carbono, ya que Windows priorizará los momentos del día en los que más se estén utilizando fuentes de energía renovable, para ofrecer sus actualizaciones. Así que Windows Update solo le faltará reproducir el cumbayá para que el usuario levite… siempre y cuando se cumplan las mejoras de rendimiento prometidas. De lo contrario…

Y es que el proceso de actualización de Windows, tal y como hemos repetido, ha sido tradicionalmente un suplicio que ha mejorado muy poco a lo largo de los años.

Sea como fuere, si estas esperando por la actualización de Windows 11 22H2, deberás ser tú el que la busque en Windows Update. ¿Todavía en Windows 10? Entonces las cosas no dependen tanto de tu intención, como de las características de tu equipo en relación con los requisitos que marca Microsoft para la actualización hacia Windows 11. Recuerda que tienes la herramienta PC Health Check a tu disposición para indicarte si puedes, o no.

Claro que también puedes querer quedarte en Windows 10 hasta que se le acabe el soporte, lo cual sucederá en principio en 2025, aprovechando que el sistema va más fino que nunca.

Escrito por por J.Pomeyrol

Solicita información gratis

Rellena este formulario o llámanos al 911 92 35 00